domingo, 26 de diciembre de 2010

Lo hispano en mi religión

Este artículo, a diferencia de los anteriores, es de pura opinión y como tal, totalmente debatible.

El paganismo que yo sigo es el paganismo hispano-romano, que se basa en la reconstrucción de la religión romana practicada en la Hispania antigua. El porqué sigo esta tradición pagana y no otra es una cuestión de nativismo.

El paganismo es una forma de espiritualidad ligada a la tierra y sus ciclos. Sentimos la tierra como algo sagrado y sabemos que lo divino no es algo lejano, es palpable en la naturaleza que nos rodea. Todo el que haya trabajado la tierra sabe que ésta no es la misma en un lugar que otro, hay tierras más nutricias, más pobres, más propicias, menos agradecidas... Esto hace que cada tierra, cada pueblo que ha surgido de su trabajo, sea distinto el uno al otro. Como paganos vemos estas diferencias en nuestros dioses y en nuestras costumbres, y esto hace que nuestros dioses y nuestras costumbres sean las que nos identifiquen. Y aquí viene algo importante, el pagano no ve en sus dioses la superioridad de los del resto, puesto que sabe que su tierra y la de otra persona son diferentes, tienen diferentes características y cualidades, pero no deja de ser el mismo suelo que pisa y pisará en todo el planeta. Esta forma de sentir es lo que me ha llevado a mi forma de espiritualidad, mi paganismo, mis dioses. Mi tradición es la de mi tierra, la de mis ancestros.

Soy catalán y vivo en una tierra puramente mediterránea. Catalunya antiguamente estuvo habitada por los íberos, tribus de origen incierto con cultura, escritura y formas de vida propias. Con la llegada romana entre los siglos III i II a.C, esta tribus fueron rápidamente romanizadas y actualmente sabemos muy poco de ellas. Desde entonces y hasta la caída del imperio, Catalunya fue tierra romana, de ahí el motivo que el paganismo que sea pagano hispano-romano.

Hasta ahora me he centrado mucho en la parte romana de mi religión dejando de un lado la hispana. Entonces muchos se preguntaran, ¿por qué entonces es pagano hispano-romana? ¿no es sólo pagano romano? La respuesta es que soy un pagano hispano-romano porque también acepto las influencias que hubo en el culto en mi zona, pero éstas no son casi apreciables en la zona de Catalunya.
Hay otras zonas de España romanizadas que ya tenían una cultura fuertemente arraigada y que dejó su huella, como por ejemplo Galicia y Asturias. Ambas zonas poseían unas tribus celtas con dioses propios que sí influyeron, fiestas que se siguieron haciendo y hubo varios sincretismos entre dioses. Si hay algún pagano hispano-romano por esa zona, seguramente su paganismo tendrá muchas características celtas y no tendrá ningún problema en rezar a los dioses, tanto celtas como romanos, de los ancestros del lugar. Hay que tener en cuenta el hecho de que una de las características más destacables de la religión romana era su permeabilidad con el resto de creencias. Los romanos no tenían ningún problema en creer en la existencia de otros dioses ni tenían problemas en rendirles cultos para que éstos les fueran propicios. Hay que tener en cuenta que hablamos de una religión politeísta y, por lo tanto, con una visión múltiple de la divinidad y del mundo.

En Catalunya, a diferencia de otras zonas españolas, las tradiciones paganas propias, es decir, no exportadas, son bastante difusas. Tenemos tradiciones como la del Tió, la celebración de San Juan y Todos los Santos que tienen su origen en tradiciones paganas; también tenemos una mitología propia de genios y hadas, entre las que destacan las dones d'aigua, follets, gegants... Todas esas fiestas e historias son las que conservamos, pero no tenemos dioses propios conocidos ni nada que se le parezca ya que somos un pueblo de origen románico. Por ese motivo las influencias en mi paganismo no son muy destacables, celebro las fiestas propias del calendario romano, sigo las del calendario pagano catalán, si es que se le puede llamar así; honro a los espíritus que habitan por estas tierras y honro a los dioses y a mis ancestros.

Me gustaría que aquellos que se consideren paganos comentaran cómo la zona donde viven influye en su forma de ver su espiritualidad, si es que influye, y que cuenten como sienten el paganismo. Puede ser interesante como personas con un mismo sentimiento pagano tienen tradiciones distintas a pesar de vivir a unos kilómetros.


¡Que los dioses nos bendigan por seguirles a pesar del tiempo y la historia!

5 comentarios:

  1. Realmente nos topamos con el mismo problema que con los cultos mistéricos, el tema de la religiosidad indígena-íbera, tremendamente desconocida, es una labor seria, rigurosa, la que llevamos en el anillo de paganismo hispano-romano, al fin y al cabo los dioses romano, son sincréticos por naturaleza, de naturaleza greco-íbera en Hispania, eso sí lo sabemos.
    Por supuesto, comentar en Andalucía, su alto grado de fusión , con la tierra, y el entorno, los cultos en los Lararium nos dicen que había mucha fusión y sincretismo, y eso es muy bueno, cuando la mente admite que lo sagrado es diverso, y que la verdad, no es tuya, es de todos y todas, lo sagrado se fragmeta para hacerse plural y accesible al hombre, la tolerancia, y la diversidad de lo prural, son los caminos de un pagano hispano-romano, eso si lo sabemos 100%.

    ResponderEliminar
  2. Yo personalmente esteoy intentando recosntruir las creencias de la zona castreña intentando llegar lo mas posible a los cultos preromanos. Lo que encuentro es que la mayoria es trabajo personal que no siempre es identificable y contrastable con las fuentes pero es una tarea gratificante en lo que respecta a la recuperación de raices.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que la recuperación de una espiritualidad implica necesariamente una parte personal que muchas veces no puede ser contrastada. En cierta manera, eso es positivo, puesto que es lo que hace de una creencia algo orgánico que merece ser cuidado y alimentado.
    Lo importante al recuperar tradiciones es ser lo más fiel posible, y en caso de desconocimiento, ser lo más coherentes y hacer lo que creemos que es más lógico.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Preguntabas Carlos por paganos del norte. Yo soy asturiano, en mi tierra como bien apuntaste, hay cierta mitología de inspiración celta que sobrevive hasta el presente, sobre todo basada en espíritus de la naturaleza, del hogar y de los fallecidos. En el País Vasco existe una mitología aún más sólida con gran énfasis en la diosa Tierra, a la que llaman Mari.

    este enlace viene información sobre algunos seres mitológicos de mi tierra: http://www.asturiasnatural.com/mitologia/

    en Asturias, supongo influenciados por la afiliación izquierdista, existe desde generaciones un gran rechazo a las instituciones religiosas, que nos llevó a vivir la espiritualidad al margen de los sacerdotes intermediarios. Hay también una fuerte creencia en el mal de ojo y en un remedio para anularlo que consiste en beber un agua ritualizada durante varios días consecutivos.

    ResponderEliminar